La Sangre de Dios - Nicholas Wilcox - audiolibros



La Sangre de Dios - Nicholas Wilcox
Audiolibro

Tercera y última entrega de la exitosa trilogía templaria.

Simón Draco, un detective privado de Londres, antiguo mercenario en el Congo, recibe el encargo de viajar a Hamburgo para recoger dos piedras negras que forman parte de un antiguo legado templario. Siguiendo su rastro, Draco descubrirá una trama más compleja de lo que sospechaba, que llega a involucrar a criminales de guerra nazis emboscados en Paraguay, mafiosos sicilianos y monjes ortodoxos. Éstos custodian el arma más potencialmente subversiva para Occidente: la verdadera reliquia de la sangre de Cristo, a partir de la cual un laboratorio de ingeniería genética se propone devolver a Cristo a la vida. En este punto, la intervención de los servicios secretos de diversas potencias, entre ellas el Vaticano e Israel, conducen sin respiro al lector hacia un sorprendente e inesperado final

Título: La Sangre de Dios
Serie: Trilogía Templaria III
Autor: Nicholas Wilcox (pseudónimo de Juan Eslava Galán)
País: España
Año de publicación: 2003

Características del audiolibro:
-formato mp3
-voz sintetizada por Jorge (Loquendo)
-gran calidad y naturalidad
-previa edición fonológica de palabras extranjeras
-capítulos de 10 minutos
-duración total: 6 horas, 11 minutos 

http://www.megaupload.com/?d=U7NK1FFU




fuente 
quedecosas-mg17.blogspot.com


Este audiolibro ha sido encontrado en un dominio publico gratuito mencionado arriba, copiar y pegar los enlaces, sera enviado a una pagina externa a este sitio web. No nos responsabilizamos por el uso que le diera al archivo.
Todos Los audiolibros son propiedad de sus respectivos Autores y editoriales. Las imagenes son propiedad de sus respectivos autores,nosotros solo lo usamos con un fin informativo.
Recomendamos comprar el audiolibro original que sin duda tendra una mejor calidad.

0 comentarios :

Publicar un comentario

  Gana dinero llenando encuestas Ganadinerollenandoencuestas.com
Gana dinero desde de tu casa. Miles de personas
ya están disfrutando de la calidad de vida que se merecen.